Noticias
previous arrownext arrow
Slider

Banca digital y negocios fintech: la revolución en marcha

El sector bancario en Colombia vive una auténtica revolución por cuenta del salto tecnológico.

Al tiempo que se conocen cifras según las cuales seis de cada diez clientes prefieren las movidas financieras por canales digitales; y que en la última década se duplicó el monto del dinero transado en oficinas, frente a un crecimiento de 9,5 veces el transado por canales electrónicos -según registros manejados por la Superfinanciera-, una nueva y curiosa sede se abre paso para el público.

Son las 9 y 43 de la mañana, y un grupo de personas realiza un programa radial, a pocos metros de una lujosa e iluminada terraza. Describe el escenario: a otros pocos metros hay una tienda de café Juan Valdez, y en otra dirección, un habitáculo donde un par de jóvenes puede entretenerse jugando el Fifa2019 de play station. Además, un espacio destinado a una tienda de tecnología del Éxito, donde en todo caso se pueden hacer otro tipo de compras del supermercado. Y en el segundo piso, salas con conexión wi-fi, propicias para avanzar en una reunión de trabajo, apurando mansamente sorbos del café de la tienda del icónico personaje del gremio cafetero.

Pero la fotografía, que más parece la de la descripción desde el lobby o mezzanine de un hotel en Cartagena, es en realidad la de una renovada oficina del Banco de Bogotá, en la calle 82 con carrera 11, en la capital.

“Aquí no se sabe de filas”, afirma uno de los periodistas radiales. Y continúa. El usuario del banco llega a la sede, y es recibido por un ‘anfitrión’ que lo asiste. Hay un dispositivo que hace un reconocimiento facial, a través del cual se constata que se trata de un cliente del banco, y le expone el abanico de servicios para que elija el de su conveniencia, antes de invitarle a tomar asiento en una confortable sala de estar, y con la posibilidad de seguir usando su teléfono celular, prohibido en la mayoría de oficinas.

Esta novedosa experiencia, sumada a todo lo anterior es, en palabras del locutor, “un lugar para venir a pasarla rico”.

Este cuadro, no es otra cosa distinta a cómo la transformación digital está incidiendo en todos los modelos de negocio, y en este caso particular, cómo está revolucionando el mundo de la banca a través de tecnología financiera, mejor conocida como fintech.

Fintech no es exclusiva y rigurosamente tecnología digital. De hecho, bancos en otras latitudes tienen híbridos, donde tanto lo digital como lo físico son variables de la ecuación de tecnología financiera. Apoyado en tecnología, el mundo fintech brinda servicios tanto financieros como no financieros a los usuarios.

Una paradoja parece explicar esta revolución en marcha. En efecto, muy a pesar de que la movida de recursos del público a través de Internet (42%) ya superó la realizada a través de oficinas físicas (menos del 38%) -y se estima que seguirá en aumento-, estas sucursales en el país pasaron de 5.058 a 6.270 en la última década, reza el más reciente informe de la Superfinanciera y que cita el diario económico Portafolio.

Así, la novedosa sede bancaria parece demostrar que el mundo fintech, muy a pesar de estar jalonado por la transformación digital, implica más que el componente tecnológico. Se relaciona con una transformación. Significa un cambio cultural, de mentalidad, y el desarrollo de otras capacidades para ejercer nuevos roles, también para otros modelos de negocio, no estrictamente ligados al tema bancario. En palabras de Lariza Galindo, docente en Formación Ejecutiva del CESA y Líder de Proyectos de Transformación Digital para América Latina de IFC Banco Mundial, “significa que vas a tener que traer nuevas habilidades a la organización para que manejen estas tecnologías, pero sobre todo que vas a tener que enfocarte en el cliente, que es el que está usando estos productos”. Y agrega que bajo modelos fintech, “implica que si tú en una sucursal bancaria le puedes dar valor añadido a esos usuarios, ellos están dispuestos a ir a pagar más por esos servicios”, como lo ilustra el citado ejemplo del Banco de Bogotá (tomar un café, discutir la validación de un emprendimiento con un socio, entretenerse con un videojuego, hacer compras en la tienda de tecnología).

Perfiles para ocupar cargos de CTO (Chief Technology Officer), de Facilitador de Proyectos (Scrum Master), de Diseñador UX, de CSO (Chief Security Officer), de Científico de Datos, de API Manager, serán cada vez más demandados en este tipo de empresas y modelos fintech.

“Las fintech y los modelos de banca digital han venido rompiendo barreras a un sector que por años y por décadas permaneció intacto, que son los bancos tradicionales”, conceptúa por su parte el consultor y docente del CESA José Fernando Mejía, quien resalta que lo tecnológico es preponderante en la medida que lo facilite el cambio organizacional.

Según el más reciente estudio de Adopción Global de Fintech realizado por EY, la adopción de tecnología financiera por los consumidores en todo el mundo se ha duplicado en el último año y medio, alcanzando un 64%. China e India son los dos países que con más contundencia han adoptado estos servicios, cada uno con 87%, seguidos por Rusia (82%), Sudáfrica (82%) y Colombia (76%), país que en los últimos años lidera en esta tendencia en el vecindario latinoamericano.

“Muchos bancos van a estar migrando a no ser el dueño del cliente, sino a ofrecer una plataforma para ofrecer servicios bancarios, que sean contextuales para nosotros”, puntualiza Lariza Galindo.

Si desea conocer de manera detallada la estructura de la banca digital y las startups fintech, sus modelos de negocio y monetización, vaya AQUÍ.

Suscríbase al Boletín
 

Acreditaciones y Reconocimientos